martes, 29 de marzo de 2011

ni los cuerpos celestes


Ni los días, ni las noches, ni las horas, ni los colores alegres de estos últimos días.

Ni su voz, ni la música, ni los planes. Ni las alternativas, ni la compañía, ni la velocidad. Tampoco las palabras, ni los hechos.

Ni el invierno, ni la primavera.

Ni siquiera los rayos de sol que se cuelan por mi ventana cuando despierto.


Tampoco perderme por la ciudad durante horas…

1 comentario:

Espiral dijo...

Ninguna de esas cosas te hizo dejar de pensar?

Beso